Estrategia Ambiental

Minimizar el impacto ambiental y la huella de nuestras actividades

Sustainability (small)

Enfoque estratégico: Administración ambiental



La minería y el procesamiento de metales preciosos, aún cuando son industrias esenciales, consumen agua, perturban la tierra y producen desechos y gases de efecto invernadero en el curso ordinario de sus operaciones. Minimizar el impacto de nuestras actividades y ser transparentes y responsables con respecto a nuestra huella ambiental son cruciales para hacer compatible la minería y conservar nuestra licencia social para operar. Nuestro sistema de administración ambiental garantiza el cumplimiento efectivo con los reglamentos y respalda iniciativas para reducir nuestra huella ambiental.

Nuestro Sistema de Administración Ambiental garantiza el cumplimiento efectivo con los reglamentos y respalda iniciativas que reducen nuestra huella ambiental. La excelencia operativa, innovación y mejora continua son reconocidas como nuestro “programa de creación de valor”. Este programa recompensa a los equipos por mejorar procesos, muchos de los cuales realmente lograron valiosas reducciones de huella ambiental.

environment

Agua

La minería y el procesamiento de minerales requieren de grandes volúmenes de agua. Operamos en algunas regiones áridas donde el agua es, con frecuencia, un problema relevante para las comunidades. Por lo tanto, garantizar el acceso y ser administradores de agua responsables son factores de éxito críticos. Nuestro enfoque de administración de agua está basado en la excelencia operativa y la cooperación con partes interesadas, principalmente comunidades, autoridades y ONG.

environment 3

Fresnillo depende principalmente de aguas subterráneas (agua de minas y pozos) y aguas negras municipales para abastecer sus operaciones. Aunque el agua subterránea se considera menos vulnerable al cambio climático, nuestras operaciones tienen por objeto mejorar la eficiencia del agua. Cuando operamos en cuencas de ríos que sufren de escasez de agua, buscamos minimizar el uso de agua dulce. 

Nuestros esfuerzos clave para reducir nuestra huella de agua incluye la puesta en marcha de circuitos cerrados, uso de aguas negras, mejoras de procesos y reducción de diluciones de minerales. Debido a que la escasez de agua es uno de los parámetros más importantes en el riesgo de agua general, exploramos escenarios utilizando el Acueducto para evaluar el efecto del cambio climático en recursos acuáticos. Nuestras operaciones de Fresnillo y Saucito construyen resiliencia utilizando aguas negras municipales y donando agua de la mina limpia a la comunidad. Ciénega, ubicada río arriba en las montañas, depende del agua de la mina (el mineral se encuentra por debajo del manto freático subterráneo) y dona el agua excedente a las comunidades. Penmont, ubicada en una región árida y de bajo uso de agua, se abastece con pozos. La proximidad de Penmont al mar ofrece la oportunidad de explorar el uso de agua de mar..

Cambio climático y energía

El cambio climático es un desafío tanto ambiental como operativo. Los cambios esperados en los parámetros físicos (temperaturas más altas y precipitaciones anuales más bajas) podrían tener como resultado impactos adversos para nuestras operaciones y las comunidades donde las llevamos a cabo. También existen implicaciones comerciales de los reglamentos económicos reales y probables en una economía dependiente del carbono. En 2012, México promulgó su Ley General del Cambio Climático, formalizando su compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 30% para 2020 y 50% para 2050, e introdujo un precio de carbono incluido en los precios de energía de los combustibles fósiles. Nuestro enfoque de cambio climático y administración de energía se basa en la excelencia operativa, transparencia y cooperación con las autoridades.

Desechos

Nuestras operaciones producen desechos minerales —ya sea mineros, de procesamiento (beneficio) o metalúrgicos— y, en proporciones mucho menores, desechos no minerales de materiales operativos, tales como llantas, aceite lubricante usado, materiales impregnados con grasa y aceite y latas, entre otros. Para determinar los métodos de manejo de desechos adecuados para los desechos minerales, Fresnillo analiza su potencial de generar drenaje de mina ácido (véase más adelante) y determina su movilidad y concentraciones de metales y metaloides.

Desechos mineros  - 
Incluye la sobrecapa (roca o suelo que recubre un depósito mineral) de operaciones a cielo abierto y zafra (la roca o mineral que se produce con el depósito mineral, pero carente de valor comercial) excavados en obras subterráneas para acceder al mineral. No contiene mineral o la concentración está por debajo de la ley de corte y no puede ser procesado económicamente. La mayoría de los desechos mineros se transportan y depositan en tepetateras para almacenamiento permanente; una parte de los escombros se utiliza bajo tierra en operaciones de corte y relleno. La mayoría de nuestros desechos minerales  son generados por las operaciones a cielo abierto en Penmont. Los cimientos de las tepetateras y sus pendientes están diseñados y son monitoreados para proporcionar estabilidad todo el tiempo.

Desechos de procesamiento  -
Se refiere a la parte del mineral considerada muy pobre para ser procesada. Los jales (una pasta con granos finos) son el desecho de procesamiento del beneficio. En algunas de nuestras operaciones, los jales se consideran como residuos que pueden servir como suministros para las plantas de procesamiento de jales para la recuperación posterior de metales. La pasta se bombea desde las plantas a los estanques de sedimentación, conocidas como presas de jales, para su almacenamiento seguro. El agua decantada, liberada por la sedimentación de los jales, se recoge y bombea de regreso a las plantas de procesamiento. Por motivos de seguridad, no permitimos que las presas de jales sean operados como tanques de agua; por lo tanto, nuestras presas de jales tienen canales para desviar el agua. Los muros de contención se monitorean periódicamente para evaluar la integridad estructural, incluyendo la respuesta a sismos.

Desechos metalúrgicos  -
Se refiere a las presas de mineral gastado y los jales producidos por lixiviación en patios y lixiviación dinámica, respectivamente. En ambos casos, los desechos minerales con cianuro se eliminan de manera segura. El uso de una membrana impermeable en los patios y jales evita la filtración a las aguas subterráneas. Consideramos que la rehabilitación progresiva de las instalaciones de desechos mineros es el mejor camino para tener una minería responsable. La restauración de la vegetación de las presas de jales en Ciénega y, particularmente, las presas de jales en Fresnillo, son ejemplos valiosos de la consideración de los grupos de interés en prácticas mineras compatibles.

Desechos no minerales  -
Son manejados más comúnmente a través del reciclaje, tratamiento fuera del sitio y desecho. Los desechos peligrosos están sujetos a regulaciones estrictas por las autoridades mexicanas en nuestras propias instalaciones de almacenamiento y en instalaciones de recepción de desechos peligrosos. Nuestros sistemas de administración incluyen políticas para reducir y reutilizar.

Terreno y biodiversidad

El acceso a la tierra es un factor de éxito crucial para nuestras operaciones. Reconocemos que las expectativas evolucionan con el tiempo con respecto a la administración de terrenos y biodiversidad, con tendencia a un mayor escrutinio por parte de las comunidades, ONG y reguladores. Buscamos administrar responsablemente los terrenos y su biodiversidad durante todo el ciclo de vida de nuestras operaciones, pues la administración es un componente clave de nuestra licencia social para operar.

Estamos sujetos a acuerdos internacionales que México ha celebrado para proteger a las especies en peligro, así como a reglamentos nacionales que ordenan la reubicación de especies vulnerables. Nuestras evaluaciones de impacto ambiental identifican a dichas especies.
Nos asociamos con el gobierno del estado de Sonora para proteger al berrendo sonorense cerca de nuestras operaciones de Penmont, continuamos nuestra asociación con PROFEPA para albergar animales confiscados en uno de nuestros parques comunitarios en la ciudad de Fresnillo y financiamos un proyecto dirigido por nuestro socio, Naturalia, como parte de nuestro compromiso con WildCorp. Ciénega ha establecido un área de conservación de 1000 hectáreas que abarca terrenos reclamados de sus operaciones, así como áreas rehabilitadas de la deforestación

Nuestra operación minera en Ciénega, ubicada en el bosque de pinos y robles de la Sierra Madre Occidental, ha establecido un área de conservación de 977 hectáreas, que abarca terrenos reclamados de nuestras operaciones, así como áreas rehabilitadas de los efectos de la deforestación resultantes de las actividades de la comunidad. Trabajando en asociación con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INFAP) ha fortalecido los programas de reforestación y rehabilitación de Ciénega. Fresnillo plc es miembro de “Un compromiso empresarial” de WildCorp, un foro orientado a la acción para avanzar en la protección de la naturaleza y sus valores para la sociedad humana, encabezado por Naturalia, el socio mexicano de Wild Foundation.

Comunidades

Involucramos a las comunidades colindantes en todas nuestras unidades operativas y proyectos de exploración para desarrollar una cultura de conciencia ambiental. Nuestro calendario de eventos de sustentabilidad incluye el Día Mundial del Agua, el Día Mundial del Medio Ambiente y el Día del Árbol. Nuestro objetivo son las escuelas primarias, Involucramos a las comunidades colindantes en todas nuestras unidades operativas y proyectos de exploración para desarrollar una cultura de conciencia ambiental. Nuestro calendario de eventos de sustentabilidad incluye el Día Mundial del Agua, el Día Mundial del Medio Ambiente y el Día del Árbol. Nuestro objetivo son las escuelas primarias..

Responsibility Communities